viernes, 4 de septiembre de 2015

El Poder Sanador de las Plantas. I

Las plantas tienen la capacidad de curar diferentes afecciones y dolencias, mas allá de infusiones, emplastos, cocimientos, aroma-terapia o cualquier otra forma de consumo; en este caso hablo del aspecto energético en si mismo.
Si consideramos que el universo es energía pura, entonces todo lo que nos rodea es parte de esa misma energía. ¿Pero Cómo percibir esa energía infinita que nos rodea? La verdad todos estamos diseñados para hacerlo, no hace falta ser metafísico ni tener años meditando para lograrlo solo hace falta tener un poco de conciencia de lo que nos rodea y nada mejor para comenzar, que plantar una semilla y esperar a que germine. Veras las plantas emanan esa energía desde que germinan;  quien no admira la belleza de una flor, no importa que flor verla hace fluir en nosotros diferentes sentimientos, a decir: esperanza, alegría, tristeza u otro; es ahí mis amigos que comienza la percepción energética, no te diré que vas a ver un aura blanca o de algún color porque todos percibimos de manera diferente, para algunos es una sensación de paz y para otros es como un aura blanca que emana de las plantas.
Ahora bien debemos tener cuidado de no convertirnos en buscadores de energía porque entonces seremos una especie de "vampiros energéticos", esas personas que miran una planta y la misma se seca, "...fulana tiene la vista pesada, vio la mata y la seco" dice mi abuela y no esta lejos de la verdad, como dije antes estamos diseñados para percibir la energía pero cuando no tenemos conciencia de ello somos como aspiradoras y eso es malo para el entorno pero también para nosotros porque la energía se estanca en nuestros cuerpos no fluye y de ahí vienen muchas enfermedades.


Antes que nada debemos saber que cada planta tiene su propia vibración energética en lo mas alto están las florales, después las aromáticas, le siguen las frutales, las suculentas y las gramíneas; también debemos saber que debe existir un intercambio energético entre ellas y nosotros para que el ciclo de la energía universal nos mantenga sanos a nosotros y a nuestras plantas.



miércoles, 2 de septiembre de 2015

El uso de Bioplaguicidas I

El uso de bioplaguicidas 

En el mundo existen miles de plantas a las cuales se le atribuyen efectos insecticidas, que se pueden preparar en casa de forma fácil.  


Tener un huerto en casa es un pasatiempo lleno de bondades, así como podemos ahorrarnos un dinerito cosechando  nuestros propios vegetales y frutas en casa, nos ayuda a liberarnos del estrés cotidiano y le da un toque de verdor a nuestros espacios; pero a mi juicio la ventaja mas significativa  es que podemos comer vegetales y frutas libres de plaguicidas y fertilizantes industriales lo que lo convierte una gran ventaja para nuestra salud. 
Pero mantener un huerto orgánico saludable requiere que manejemos las plagas y enfermedades con bioplaguicidas de esta manera evitaremos el uso de productos químicos en nuestra huerta. Estos bioplaguicidas  se pueden preparar de forma artesanal debemos tener en cuenta que en el mundo existen muchas plantas a las cuales se les atribuyen efectos insecticidas; de ellas nos valdremos para preparar el arsenal para la defensa de nuestras plantas.

La Tabaquina Es un insecticida natural preparado a partir del tabaco (picadura, polvo, rapé o tabaco silvestre; no se usan las nervaduras de las hojas).
La forma de acción de este bioplaguicida es a través del aparato respiratorio de las plagas y por contacto. Su efecto residual es muy corto.
Plagas que controla: insectos de cuerpo blando (Larvas de lepidópteros, mosca blanca, trips, áfidos, etc.) 
Como Prepararlo.
colocar 250 gr de picadura de tabaco en 1 litro agua hervir, apagar esta  infusión se deja en reposo por 7días se procede a colar una vez colado se diluye en 5 litros de agua, se fumigan las plantas con esta preparación. Puede ser preventivo una vez cada dos semanas, pero si ya las plantas están infestadas aplicarlo a diario hasta que las plagas desaparezcan  tiene como desventajas: ataca también insectos benéficos como las mariquitas, sino se toman precauciones puede ser portador del virus del mosaico del tabaco.