viernes, 4 de septiembre de 2015

El Poder Sanador de las Plantas. I

Las plantas tienen la capacidad de curar diferentes afecciones y dolencias, mas allá de infusiones, emplastos, cocimientos, aroma-terapia o cualquier otra forma de consumo; en este caso hablo del aspecto energético en si mismo.
Si consideramos que el universo es energía pura, entonces todo lo que nos rodea es parte de esa misma energía. ¿Pero Cómo percibir esa energía infinita que nos rodea? La verdad todos estamos diseñados para hacerlo, no hace falta ser metafísico ni tener años meditando para lograrlo solo hace falta tener un poco de conciencia de lo que nos rodea y nada mejor para comenzar, que plantar una semilla y esperar a que germine. Veras las plantas emanan esa energía desde que germinan;  quien no admira la belleza de una flor, no importa que flor verla hace fluir en nosotros diferentes sentimientos, a decir: esperanza, alegría, tristeza u otro; es ahí mis amigos que comienza la percepción energética, no te diré que vas a ver un aura blanca o de algún color porque todos percibimos de manera diferente, para algunos es una sensación de paz y para otros es como un aura blanca que emana de las plantas.
Ahora bien debemos tener cuidado de no convertirnos en buscadores de energía porque entonces seremos una especie de "vampiros energéticos", esas personas que miran una planta y la misma se seca, "...fulana tiene la vista pesada, vio la mata y la seco" dice mi abuela y no esta lejos de la verdad, como dije antes estamos diseñados para percibir la energía pero cuando no tenemos conciencia de ello somos como aspiradoras y eso es malo para el entorno pero también para nosotros porque la energía se estanca en nuestros cuerpos no fluye y de ahí vienen muchas enfermedades.


Antes que nada debemos saber que cada planta tiene su propia vibración energética en lo mas alto están las florales, después las aromáticas, le siguen las frutales, las suculentas y las gramíneas; también debemos saber que debe existir un intercambio energético entre ellas y nosotros para que el ciclo de la energía universal nos mantenga sanos a nosotros y a nuestras plantas.



A todo esto surge la pregunta ¿Cómo activarnos?, en realidad no es tan difícil como parece, comienza por  plantar una semilla, la selección de la especie para activarte dependerá de tu estado de animo aunque espero que estés muy bien y puedas sembrar unas hermosas caléndulas o unas begonias. Aun cuando deseo que puedas iniciarte con una hermosa flor, pero si nunca has cuidado una planta espero me permitas hacer una recomendación siembra un pimiento o un ajicero, veras estos tienen muchas semillas son fáciles de cuidar además cuando germinen tendrás la oportunidad de seleccionar algunas plantitas y regálaselas a algunos amigos, así comienzas hacer fluir la energía.
Dedícale al menos 15 minutos diarios a tus plantas trata de observarlas, pero que no sea rutina que sea un deseo, como ver a un buen amigo o amiga concéntrate en esa actividad que esos minutos de tu día sean solo para dicha actividad, despeja tu mente y veras que en poco tiempo te encontraras en un momento de paz. Si tienes alguna afección despéjala de tu mente en ese instante; eso no sera fácil ni de buenas a primeras, pero seguro vas a conseguirlo. Cuando ya consideres que u energía fluye porque te sientes mejor ya estarás preparad@ para una super energética la orquídea, de eso hablaremos en una próxima entrada.
Por los momentos me despido solo invitándote a intentarlo y recordándote que el mejor momento para iniciar sembrando tu planta es en luna menguante.